Una fosa séptica es un lugar en donde los deshechos y residuos se acumulan, así que al no mantenerla lo más higiénica que se pueda, en conjunto con el calor generado, se genera un olor muy desagradable.

Debido a su contenido es muy complicado conservar una fosa séptica 100% limpia. Sin embargo, es importante evitar que se desborde porque las aguas sucias pueden ser un foco de enfermedades y el olor generado podría inundar toda nuestra casa de no atenderse a tiempo.

Es mejor ponerse en manos de profesionales para garantizar que todo sea tratado de forma adecuada. Utilizar productos de dudosa procedencia para hacer la limpieza de tu fosa muchas veces solo agrava la situación e incluso hacen más difíciles los trabajos para limpiarlas.

Es vital entender que las fosas sépticas hay que tratarlas con cuidado debido a su contenido tan delicado. Un tratamiento erróneo o hecho a la ligera por lo general causa problemas más graves que afectan la salud de toda la familia.

Procura conservar tu fosa limpia para evitar enfermedades.

Si no quieres tener problemas, llámanos. En Saniplus Servicios Sanitarios contamos con profesionales y especialistas en la limpieza de fosas sépticas y sumideros.